Quienes somos
 
Productos
 
Pedidos
 
Contactar
 
Usuario 
  Ofertas    
  Reportajes    
  Foro
  Newsletter    
  Catálogos    


Abrazaderas y accesorios
Accesorios Gas
Riego
Polietileno
Canalones Cornisa
P.V.C.
Reticulado, PPR y Multicapa
Cobre, Bronce y Latón
Hierro Galvanizado
Hogar
Agua - Accesorios
Grifería - Sanitarios
Fontanería
Fundición y Obra Civil
Sifoneria
Piscinas
Calefacción
Tubos Evacuación de Humos
Aire Acondicionado
Extinción de Incendios

Grifería.

Casi nunca damos la importancia que se merece la grifería de nuestros baños. Gracias a ella podemos cambiar y dar un toque completamente distinto a nuestros baños, además de las nuevas prestaciones que ofrecen los últimos modelos lanzados al mercado, con formas ergonómicas, termostatos digitales y diseños cada vez más cuidados.

Además de todas estas características, la conciencia ecológica cada vez es mayor y buscamos soluciones en nuestra casa que nos ayuden a ahorrar y no vayan en contra del medioambiente. Por este motivo, la investigación en nuevos materiales, acabados y aplicaciones relativas al ahorro del agua o al control de la temperatura, marcan las tendencias más exclusivas de los lavabos.

Grifería ecológica.

La sensibilidad respecto a la necesidad de ahorrar agua está presente en todos los sectores de la sociedad, tanto es así que cada vez son más frecuentes los llamados grifos ecológicos. No obstante, las autoridades siguen promoviendo el consumo sostenible del agua y proponiendo medidas para su reducción. Los informes aseguran que las familias de áreas urbanas conforman el grupo de población que efectúa un mayor gasto de agua, y su dispendio está localizado concretamente en un lugar de la casa: el cuarto de baño. Son las cisternas, la bañera y la ducha los principales responsables del consumo excesivo de agua. 

Aunque cada vez se pone más cuidado y hay más tecnología disponible para rebajar el gasto de agua, como el uso de cisternas más pequeñas y de grifos de bajo consumo, la mayor parte de los ciudadanos no dispone de información sobre su existencia.

Los grifos que ayudan a ahorrar agua son básicamente los electrónicos, los temporizados por presión y los monomandos. Con la intención de reducir el consumo de agua, algunas comunidades autónomas han comenzado a exigir la instalación obligatoria de sistemas de ahorro, como temporizadores en los grifos o grifería electrónica en hoteles, bares, restaurantes y oficinas. Del mismo modo, los edificios de nueva construcción deberán contar con sistemas de fontanería economizadores de agua en grifos, duchas y cisternas.

Las griferías ecológicas son semejantes a las tradicionales, de hecho aparentemente no se advierte diferencia alguna con una grifería tradicional. Sin embargo, una vez instaladas son capaces de ahorrar hasta 50% del agua que se consume en una vivienda. Se trata de grifos de bajo consumo de agua y energía. Estos equipos, además, han sido fabricados respetando el medioambiente.

Entre los más habituales se encuentran los grifos ecológicos monomando, que pueden llegar a ahorrar un 65% del consumo de agua y energía. Igualmente destaca la grifería electrónica, que mediante rayos infrarrojos automatiza la apertura y cierre de los grifos y ahorra más del 70% de energía y agua. Este tipo de grifería cada vez es más utilizada en centros educativos, aseos públicos, hospitales, etc.

Existe una fórmula matemática que permite saber si un grifo es más o menos respetuoso con el medioambiente. Se trata de restar del factor de consumo (Fco) el factor de corrección (Fcr) para obtener el factor ecológico (Fce). El factor de corrección ecológica se obtiene de la diferencia entre el factor de consumo original y el factor de consumo resultante. El nivel de eficacia se traduce en un elevado porcentaje de ahorro.

Analizadas varias griferías de este modo, se concluye que hay algunas monomando muy cómodas de uso, pero cuya maneta el usuario tiende a abrir al máximo para después regular la salida de agua. En este tiempo se produce un consumo elevado innecesario. Para solucionarlo, hay grifos que ofrecen a mitad de su recorrido una fuerte resistencia de manera que actúa como tope psicológico, aunque luego pueda vencerse para llegar al cien por cien de su caudal máximo verdadero. Ahorran mucho en consumo, ya que la mitad de las veces no es necesario utilizar el máximo caudal.

Otra solución consiste en colocar un perlizador o aireador normal de rosca, que ya incorporan los últimos modelos de grifos convencionales y que garantiza un gran ahorro sin reducir el confort. En realidad este dispositivo provoca una sensación aparente de mayor caudal, ideal para instalaciones con baja presión.

Hay grifos con cierre automático temporizado sólo de agua fría, caliente o templada, y griferías ecológicas en las que la apertura de la maneta sólo es posible con agua fría. Así es el agua fría la que se utiliza por defecto. Para templar el agua u obtener agua caliente hay que esperar y realizar un giro hacia la izquierda.

Por último, los grifos electrónicos son muy ecológicos porque sólo pueden estar abiertos cuando detectan presencia, es decir, si el usuario está ante ellos.

Dar una nueva imagen a nuestro lavabo en diez sencillos pasos.

1.- Aflojamos los latiguillos con ayuda de la llave inglesa
2.- Desenroscamos la tuerca que fija el grifo al lavabo
3.- Retiramos la goma del interior del antiguo grifo. Sacamos el grifo del lavabo.
4.- Ajustamos la arandela de goma blanca en el nuevo grifo
5.- Colocamos el tornillo de sujeción en el hueco correspondiente y lo apretamos con el destornillador.
6.- Enroscamos los latiguillos en el grifo y los ajustamos con la llave inglesa.
7.- Introducimos los latiguillos por el agujero del lavabo.
8.- Colocamos las dos arandelas en el tornillo, primero la de goma, que hará presión con la parte cerámica y debajo la de metal
9.- Insertamos la tuerca debajo de las piezas anteriores y así el grifo queda sujeto.
10.- Finalmente, unimos los latiguillos a la toma de agua con la llave inglesa. Abrimos la llave de paso.

Principales distribuidores de grifería.

 

<< Volver
Arriba
Subir